Thursday, July 24, 2008

La sangre de nuestras heridas

La calle esta mojada y vacia, se respira un sentimiento que me dice que la esperanza se ha olvidado de estas tierras, no me sorprende, no es la primera vez, a veces pienso que el hombre se inventa ideas como esa para autocompadecerse o como metodo de superaciòn personal, somos juiciosos cuando estamos confundidos y mas cuando estamos molestos, nos asaltan los recuerdos y temblamos cuando recordamos la sangre de nuestras heridas, me doy cuenta de que como antes es tiempo de derribar cualquier cosa que se interponga en el camino, como cuando sobran las palabras y todo queda evidenciado, cuando te consume la rabia de querer regresarle a esa risa lo mismo que te a dosificado, romperle los dientes a ese engranaje.

Todo puede embargarnos, el dolor, el rencor que no sabemos de donde proviene y que habita en nosotros, que no sana a pesar de los años, incluso nos puede embargar el desgano, la derrota antes de tiempo, pero al final habrá que decidir que tipo de persona somos, si somos de los que se recuperan de una caída o de los que se levantan, muy pocas cosas se deciden en verdad en esta vida, esa es una de ellas.

Mas alla de las desiciones que se toman se encuentra el sufrimiento, que viene mimetizado con todo lo que nos rodea todos los dias, afilamos los cuchillos para recordarnos que podemos aguantar cualquier cosa que venga, metemos la mano en el fondo de nuestra alma para rescatar los trozos que quedan, trozos que cortan, y que nadie sacara por nosotros, recibimos los golpes de la vida, por dentro debemos seguir sonriendo debido a que todo en su momento estuvo a nuestros pies. Al final descubriremos que lo que duele con mas profundidad no es el desengaño,o el abandono, lo que mas duele es que tal ves tengamos la razon sobre lo que mas tememos.






7 comments:

aLice said...

''...somos juiciosos cuando estamos confundidos'' komo kon un apekeña frase me puede ud. hacer un gesto d 'ay wey' y si... asi somos... es ud el primero k habla sobre la sangre... todos mentamos las herisas, las cecatrices... y no rekordamos k alguna vez sangraron...

damn!! komo siempre... ODA!

besos

MISS TUTSI POP said...

"recordamos la sangre de nuestras heridas"
en una espiral sin fin que conduce nuestras acciones.
somos humanos y lo queremos todo.
gracias por pasarte.
beso y abrazo

Silencio binario said...

la esperanza es una patraña, si uno se sienta, se prende un cigarro y se piensa las cosas en ese camino mojado, se da cuenta que lo unico cierto es lo que se decide y eso lo controlamos, entonces la esperanza es que las cosas lleguen sin hacer nada al respecto, mejor hacer algo al respecto

g. neidisch said...

No sé si me embarga, pero quisiera deshacerme del veneno que me recorre por dentro y solo sale por gotas: una palabra ofensiva en medio de una frase, una mirada taladrante, una tecla presionada...
Tampoco sale mucho en la sangre que escapa en las heridas.

Bianka Bowie said...

Gracias por pasar a mi sitio...


Esas sensaciones que describes forman parte de mi... Siempre me cuestiono lo mismo


Un beso

Sergio said...

Alice: A veces pienso que somos juiciosos todo el tiempo.

Miss tutsi pop: Nunca tendremos todo, pero cuando se tiene lo nesesario es una fortuna.

Silencio binario: La esperanza es una patraña, pero como le digo debe haber movimiento de superaciòn personal.

G. neidisch: La sangre que sale nunca sera suficiente.

Bianka Bowie: peligroso si no nos lo cuestionaramos.

Patty Chávez said...

Hola, pasando a saludarte y decirte que, aquí el día llegó tarde porque la esperanza se cansó de esperar.
Un saludo